Diferencias entre aprender a tocar la guitarra y la batería

Hoy voy a hablar de mi experiencia aprendiendo a tocar la guitarra.

Desde ya, depende que clase de persona seas, y las habilidades que tengas, este instrumento te puede costar mas o menos. En mi caso, el instrumento que se me da bien es la batería o la percusión en sí. Me es mucho más fácil aprender un patrón rítmico que uno melódico. Aunque, independientemente de esto, aprender a tocar la guitarra y ser autónomo , ya sea para componer o sacar una canción, requiere de mucha práctica y conocimientos previos indispensables.

Hay muchos cursos en internet, apoyados muchas veces por vídeos y notas, pero aún así sigue siendo una tarea difícil.

A diferencia, con la batería, una vez el cuerpo aprende a coordinar lo básico, uno ya puede seguir el tempo de una canción, o tocar algo que tenga sentido sin ser muy técnico. En la percusión no existe el error, ya que todos tenemos un tempo interno que hace que toquemos sobre él, siendo dificil salir de este camino. La guitarra requiere que este tempo se deba tener en cuenta a la hora de tocar forzándolo, ya que no es natural para un instrumento melódico.

En los tantos cursos que hay en la red, podemos encontrar acerca de como aprender una canción en concreto, acordes, escalas o cosas más sofisticadas. En cualquier caso, previo a tocar la guitarra se tienen que tener ciertos conocimientos teóricos que deben estar implementados en la práctica, sino es así, entonces aparecen los errores. Cuando no se toca en una escala específica y se esta intentando crear un solo, nos podemos encontrar muchas veces con problemas de disonancia. Esto no existe en el mundo de la percusión, mientras se valla a tempo, cualquier golpe es bienvenido en el compás, otra cosa es que sea adecuado para la canción.

En mi caso, la naturalidad la debo dejar de lado y debo forzarme a aprender arbitrariedades de memória, que luego serán cotidianas con la práctica.

Creo que la diferencia entre los instrumentos mencionados y su dificultad radica en que la batería, es un instrumento que cualquiera puede cantar y que la gran mayoría puede acertar la conbinación de cuerpos necesaria para generar el sonido deseado y que en la mayoría de los casos se adecua a la canción, lo único que distáncia al aprendiz de lo que imagina, es la técnica necesaria para ejecutar los patrones que tiene en mente. Ahora, para la gran mayoría de las personas es impensable o muy dificil imaginar una melódía diferente a lo que ha escuchado anteriormente, y mucho menos acertar lo que tiene en su imaginación en el mástil de la guitarra. He aquí la gran diferencia.

La dificultad de los instrumentos es la misma al final de la carrera, pero cada uno tiene su curva de aprendizaje. Aprender percusión da resultados mas tempranamente que en el caso de la guitarra. A la larga, cuando se adentran en los aspectos técnicos de cada uno, la curva de aprendizaje de la batería se agudiza a medida que se va aprendiendo, ya que los patrones requeridos requieren de la intervención independiente de cada extremidad, siendo 4 las extremidades usadas, donde los pies hacen que en este punto la batería cobre mayor dificultad que la guitarra. Esto lo podemos notar cuando se es de un nivel intermedio en cada instrumento, a nivel profesional, las dificultades son equiparables.

En resumen, la batería es mas fácil de aprender al principio, y luego al llegar a cierto nivel la dificultad se agudiza. La guitarra tiene una curva inicial aguda, que se relaja al llegar a cierto nivel.

Espero que les haya sido de ayuda.